Poesía checa contemporánea

He aquí una muestra de la antología de la poesía checa, que quizás un día llegará al lector hispanohablante. Por supuesto con su versión original.

Unas traducciones hechas por mí, publicadas en la revista Fetiche en el año2011.

Otros ejemplos de autores checos:

IVAN MARIN JIROUS /1944/

/dle K. Nosilova/

Milovali jsme

tvé zádumčivé noci

průzračný soumrak

lesk bezlunný

kdy skúka opanovala vše kdy

nebylo co mluvit

nebylo co dělat

bezpohoda a vítr

tma

noc polární

tma třeskutá

omrzelo i spát

v ohni ničeho vidět nebylo

 

/según K. Nosilov/

Amábamos

tus noches pensativas

el anochecer transparente

el brillo alunar

cuando la skúka lo dominó todo cuando

no había más que hablar

más que hacer

sinquietud y viento

oscuridad

noche polar

oscuridad recia

aborreció incluso el dormir

en el fuego nada se veía

Del poemario Okuje /2008/

 

 

VÍT KREMLIČKA /1962/

 člověka po boku bok

do mlhy za krokem, krok

do mlhy která se zdá

pár kroků vpřed

přitom v mlze už-

-prostě bloudění

po boku člověka

jdeme už

 

uno al lado del otro van

hacia la niebla otro paso dan

hacia la niebla soñada

un par de pasos adelante

mientras en la niebla ya-

-simplemente perdidos

uno al lado del otro

caminan ya

Del poemario Staré zpěvy /1997/

 

  

EGON BONDY/ 1930-2007/

 Ani Platón neví

jak jsem zjebaný.

 

Ni Platón se puede enterar

de lo jodido que he llegado a estar.

Del poemario Výbor z poezie/ 1968/

 

JÁCHYM TOPOL/1962/

 Ráno, pořád

Muj hrdina ten chlapík

já zabil krysu zabil člověka no jo v jiný době

jinde ležel v písku mořský poště pláže

s nahou ženou.

Chlapík se směje

a pak mu někdo odpustí

možná

přišli jsme o víc a je vůbec ten B. tady?

Teď? Napadlo ho ráno a myslel na soud.

Na ten co zasedá nepřetržitě od první vteřiny

od první buňky od rána Země

asi jo řekl si a sledoval zrcadlo

když se holil tim starým večně

špínou a rzí zarasným

strojkem s žiletkama.

 

La mañana, siempre

Mi héroe, aquel hombre

yo maté a  una rata, a un hombre, sí, en otros tiempos,

en otro sitio, estaba tumbado, en la arena de un desierto, en la playa,

con una mujer desnuda.

El hombre se ríe

y luego, alguien le perdonará,

puede,

habíamos perdido mucho más ¿y D. acaso está aquí?

¿Ahora?

Se le ha ocurrido por la mañana y pensaba en el juicio.

En ese, abierta la sesión, sin parar, desde el primer segundo,

desde la primera célula, desde el amanecer de la Tierra,

puede que sí, se dijo a sí mismo y observaba el espejo

cuando se afeitaba con la maquinilla vieja,

con cuchillas oxidadas,

llenas de mierda.

 Del libro Sestra/2001/

 

Todos los poemas están  traducidos por David Matuška Olzín

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s